18 de junio La campaña de los pobres quiere incidir en los exámenes parciales

Politics

campaña de los pobres
La Campaña de los Pobres está organizando una Marcha Moral en Washington en diciembre de 2021. La Rev. Liz Theoharis y el Rev. William Barber II se pueden ver en esta fotografía. |

Los líderes cristianos progresistas están planeando lo que esperan que sea la reunión más grande de estadounidenses de bajos ingresos y sus aliados en Washington, DC este fin de semana para avanzar en los esfuerzos para acabar con la pobreza y el racismo.

Conocida como la “Asamblea y Marcha Moral de la Gente Pobre en Masa y de los Trabajadores de Bajos Salarios en Washington y hacia las Urnas”, la reunión está programada para el sábado y fue anunciada por primera vez a principios de este año por The Poor People’s Campaign: A National Call for Moral Revival .

La organización detrás de la manifestación toma su nombre de la Campaña de los Pobres, iniciada en 1967 por el difunto líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr. La organización está dirigida por el Rev. William Barber II, líder de la NAACP y pastor de la Iglesia Cristiana Greenleaf (Discípulos de Cristo) en Goldsboro, Carolina del Norte.

Barber ha expresado a menudo su apoyo a causas de tendencia izquierdista como el aborto y fue un duro crítico del expresidente Donald Trump. En 2017, señaló que orar por el entonces presidente en la Casa Blanca por parte de líderes religiosos “raya en la herejía”. Antes de las elecciones presidenciales de 2020, Barber recibió al candidato presidencial demócrata abiertamente gay Pete Buttigieg en su iglesia y afirmó que Jesús nunca habló en contra de la homosexualidad.

La Campaña de los Pobres busca, según el sitio web de la organización, “enfrentar los males entrelazados del racismo sistémico, la pobreza, la devastación ecológica, el militarismo y la economía de guerra, y la narrativa moral distorsionada del nacionalismo religioso”.

La Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para la Revitalización Moral ha expresado su apoyo a eliminar el obstruccionismo del Senado para aprobar la agenda del presidente Joe Biden. El filibustero requiere que la mayoría de los proyectos de ley obtengan 60 votos para ser aprobados. El Senado actualmente consta de 50 demócratas y 50 republicanos, lo que significa que la mayoría de las leyes requieren el apoyo de al menos 10 republicanos antes de que pueda convertirse en ley, un objetivo difícil de alcanzar en una era altamente polarizada.

La reverenda Liz Theoharis, copresidenta de la Campaña de los Pobres, citó previamente la abolición del obstruccionismo como necesaria para “salvar el alma de nuestra democracia” y frustrar los esfuerzos para “evitar la expansión y protección de los derechos de voto de… vivir una vida de salarios obstruccionistas y atención médica y vivienda e ingresos decentes garantizados y alivio de la deuda y agua y saneamiento y derecho a la vivienda y mucho más”.

El reverendo Alvin O’Neal Jackson, director ejecutivo nacional de June March, le dijo al Christian Post en una entrevista que el evento fue parte de un esfuerzo general para “cambiar la narrativa política”, “construir poder” y “hacer política real”. .” para abordar completamente la pobreza y la baja riqueza de abajo hacia arriba”.

“Esta marcha será la reunión más grande de gente pobre y sus aliados morales en la historia de nuestro país”, aseguró Jackson a CP.

“Será una reunión intergeneracional y disruptiva de personas pobres y ricas, jefes de estado, comunidades religiosas, aliados morales, sindicatos y organizaciones asociadas”.

Jackson ve el evento, que describió como una “marcha de reunión”, como algo que “nos llevará a las elecciones de 2022 y más allá”.

campaña de los pobres
Activistas asociados con la Campaña de los Pobres realizan una marcha moral en Washington en diciembre de 2021. |

“Antes de la marcha de la asamblea y después de la marcha de la asamblea, haremos MÁS: movilizar, organizar, registrar, educar, involucrar y empoderar a las personas en un movimiento”, agregó.

La marcha espera influir en los candidatos en las próximas elecciones legislativas intermedias, en las que se disputarán los 435 escaños de la Cámara de Representantes y los 35 escaños del Senado.

Varios líderes de la iglesia principal y evangélica han anunciado su intención de asistir a la manifestación.

El reverendo Jimmie Hawkins, director de la Oficina de Testimonio Público de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.) en Washington, ha hablado en eventos anteriores de la Campaña de los Pobres.

En una entrevista con CP, Hawkins declaró que “invita a los presbiterianos de todo el país a asistir y participar localmente con los capítulos que trabajan en sus estados”.

“La Campaña de los Pobres es uno de nuestros socios de coalición, y hemos participado en muchos de sus eventos, sus llamados semanales de consejo profético y anuncios conjuntos de sus programas”, dijo Hawkins.

“Las declaraciones de política de la campaña se alinean con las del PC (EE. UU.) en muchos temas, incluida la atención médica, los derechos de voto, los salarios dignos, la reforma de la justicia penal y otros”.

Hawkins le dijo al CP que veía la manifestación como “una movilización de personas de escasos recursos en todo el mundo sobre temas de interés común” y que era “de vital importancia que las personas pudieran reconocer las diferencias raciales y políticas”. los problemas concernían a todos”.

“Es una oportunidad para crear una comunidad compuesta por los más afectados por políticas restrictivas y leyes nocivas, organizados para tomar acción”, concluyó.

La reverenda Nancy Petty, pastora de la Iglesia Bautista Pullen Memorial en Raleigh, Carolina del Norte, también participará en la marcha ya que apoya desde hace mucho tiempo la Campaña de los Pobres.

Petty le dijo a CP que apoya la marcha porque su fe “me exige hablar en contra de la injusticia y defender a los marginados y oprimidos”, y señaló que la marcha del 18 de junio “aborda problemas de injusticia”.

“Desde la perspectiva de mi fe, siento la obligación de participar en movimientos que trabajan por los pobres”, dijo. “¿Seremos una nación que continúa ampliando la brecha entre ricos y pobres?”

“¿O estamos a la altura de los ideales de nuestros antepasados ​​fundadores de que somos una nación que es una nación de oportunidades, que se preocupa, que nos cuidamos unos a otros, que creemos en la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad para todos ?”

El evento de la Campaña de los Pobres se lleva a cabo el día anterior al 16 de junio, un día festivo que celebra el día de 1865 cuando las tropas de la Unión proclamaron que los esclavos negros en Galveston, Texas, eran libres.

También conocido como el Día de la Libertad o el Día del Jubileo, el presidente demócrata Joe Biden firmó el año pasado una legislación que convierte el 16 de junio en feriado federal oficial, la primera nueva celebración federal desde que el presidente republicano Ronald Reagan promulgó el Día de Martín Lutero en 1983. Se lanzó el Día del Rey.

Sigue siguiendo a Michael Gryboski Gorjeo o Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published.