POR LOS CONSENSOS Y LA CONFIANZA

 

En el caminar que hacemos por el país en la búsqueda del apoyo ciudadano para la convocatoria de una constituyente paralela, encontramos que la desconfianza es el gran obstáculo que tiene la ciudadanía para lograr la transformación de Panamá. Una desconfianza entre nosotros que impide que logremos consensos, a pesar de que todos buscamos lo mismo: un país más justo, un alto a la corrupción, una administración pública eficiente; en otras palabras, un país del que todos podamos sentirnos orgullosos.

Como ciudadanos preocupados por el devenir de Panamá, consideramos necesario transformar profundamente el diseño de las instituciones del Estado mediante un nuevo pacto social que forje un país más justo, equitativo, eficiente, democrático y participativo. Por ello, y luego de escuchar a todos los sectores, presentamos lo que -a través de la confianza mutua-, podemos convertir en un CONSENSO NACIONAL BÁSICO para un nuevo pacto social.

Este CONSENSO NACIONAL se basa en objetivos de cambio constitucional, que reflejan la mayoría de las propuestas hechas por diversos sectores, y que constituyen un mínimo común denominador entre ellas. Nuestro objetivo es invitar a todas las organizaciones y fuerzas vivas del país a sumarse a estos objetivos, para generar la confianza que la circunstancia actual requiere de los panameños.

CONSENSO NACIONAL PARA EL CAMBIO CONSTITUCIONAL

Nos comprometemos a impulsar los siguientes objetivos en el nuevo marco constitucional que se genere a través de la constituyente paralela o de cualquier otra forma de cambio constitucional al que nos veamos abocados:

  1. La nueva Constitución debe contener una fórmula que limite los poderes del Estado, eliminando el presidencialismo exacerbado e impidiendo la concentración de poder en alguno de los Órganos del Estado.
  2. Una verdadera y funcional separación de poderes
    1. Reforma profunda del método de elección de los diputados, así como sus funciones.
    2. Delimitación y definición de las funciones de cada Órgano del Estado y demás instituciones de poder creados por la Constitución Política para garantizar dicha separación de poderes

  1. Garantizar un Estado de derecho (imperio de la ley)
    1. Reformas al sistema de administración de justicia que incluyan el fortalecimiento de la carrera judicial.
    2. Procesos que garanticen la independencia de los operadores de justicia, para lograr una justicia imparcial y eficiente.
    3. Transformación de las Procuradurías de la Nación y de la Administración, para que sean directamente responsables del resultado de su gestión.
    4. Ampliación y profundización del sistema democrático, mediante mayor control y participación ciudadana
    5. Inclusión de métodos eficaces de rendición de cuentas
    6. Autonomía financiera del Órgano Judicial para que no dependa del Órgano Ejecutivo.

  1. Eliminación de todos los privilegios e inmunidades de funcionarios públicos para asegurar la igualdad ante la ley. Se exceptúa la inmunidad de los diputados durante los procesos de votación de leyes dentro de la Asamblea Nacional.
  2. Diseño institucional de los entes de control para que no sean susceptibles a ser cooptados.
  3. Profundizar y fortalecer el proceso de descentralización, incluyendo niveles provinciales y municipales, para que los servicios públicos sean controlados desde la comunidad, asignando mayores recursos.
  4. Administración pública eficiente mediante la creación de un servicio civil profesional elevando a rango constitucional la exigencia de procesos de selección de funcionarios que garanticen un perfil técnico y su permanencia, más allá del cada período gubernamental, a fin de garantizar perfiles técnicos y la estabilidad en los cargos de la que no gozan actualmente los servidores públicos.
  5. Control y medición de los programas de gobierno a través de mecanismos independientes, tales como la veeduría ciudadana que generen confianza a los ciudadanos.
  6. Transparencia del presupuesto y su ejecución, mediante mecanismos tecnológicos que permitan el acceso a la información. Implementación de mecanismos para el gobierno abierto, a través de medios tecnológicos, incluyendo la participación ciudadana.
  7. Mecanismos institucionales para contrarrestar el clientelismo político y la corrupción y limitar el conflicto de interés.
  8. Revisión del régimen de partidos políticos en la constitución, para permitir mayor participación política y eliminar barreras a la competencia.
  9. Diseñar y garantizar un sistema educativo basado en principios y valores, sobre la base de referencias y métodos científicos conducentes al desarrollo educativo y la evolución del saber, implantando una nueva gobernanza que elimine toda intromisión político partidista en la gestión de la enseñanza.
  10. Para garantizar la estabilidad económica del país, el título del Canal de Panamá debe ser dejado tal y como está actualmente.

A lo anterior se suma la necesidad de que el Tribunal Electoral sea cónsono con el momento histórico que vive la Nación y defina el mecanismo de elección de los constituyentes, tal como le mandata el artículo 314 de la Constitución Política, de manera que se cierren las puertas a los fenómenos clientelares que tanto daño han hecho a los procesos electorales.

En este sentido, también invitamos a las organizaciones que se sumen al CONSENSO NACIONAL para solicitarle al Tribunal Electoral una reglamentación para la elección de constituyentes que incluya los siguientes parámetros:

  1. Tiempos de las elecciones
    1. Selección de candidatos de partidos políticos y libre postulación por un máximo 2 meses.
    2. Una campaña corta, menos de 2 meses.
    3. Proclamaciones y demás en un máximo de un mes.
  2. Candidatos de libre postulación
    1. Provincias Panamá, Panamá Oeste y Chiriquí- apoyo con 1000 firmas.
    2. Demás provincias apoyo con 400 firmas.
    3. Se pueden presentar listas de candidatos.
    4. No puede haber límite de listas.
  3. Circunscripciones electorales
    1. Las circunscripciones electorales deben ser las provincias, por listas y con un sistema que garantice la mayor representatividad de los candidatos.
    2. No se deben permitir los circuitos electorales existentes.
  4. Financiamiento
    1. El financiamiento debe ser privado y con topes muy bajos con un porcentaje de acuerdo con el número de electores.
  5. Requisitos para ser candidatos
    1. Los mismos que para ser diputados y, además, si es un funcionario electo o no electo con mando y jurisdicción, debe renunciar al cargo con por lo menos 6 meses antes de la elección. No es válido pedir licencias.
    2. Sin fueros ni inmunidades.
  6. Diputados Constituyentes
    1. Los diputados constituyentes deben tener un emolumento y un régimen de incompatibilidades que impida el conflicto de interés.
    2. Las decisiones deben ser tomadas por 2/3 partes de los diputados.
    3. Los diputados electos se deben comprometer a no participar en las siguientes elecciones generales.

Entendiendo la coyuntura que vive el país y la urgencia que nos mueve ante la grave crisis institucional existente, el Movimiento Ciudadano Panamá Decide quiere ejercer el papel de puente conciliador sin descalificaciones, un papel de receptor y evaluador de las ideas para producir lo que el país necesita, confiados en que podemos lograr la transformación de las instituciones y alcanzar el fortalecimiento de nuestra democracia.

Es nuestro momento ….. ¡Panamá Decide!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *